jueves, 24 de mayo de 2018

Cuando la mezcla no queda... ¿Te ha pasado?

Seguro te ha pasado que estás terminando la mezcla de tu disco y por más que le mueves parece que algo siempre queda fuera de su lugar.




Les comparto lo que a mí me pasó durante la producción del álbum Despierto, de la banda TAW. La producción duró un año completo pues se tuvo que retrasar por diferentes razones -que tenían un show aquí, un concurso allá, que los integrantes se iban a graduar (todos son licenciados en música) y mil razones más. El resultado es que cuando llegamos a la mezcla final
, la banda ya estaba cerca del primer concierto de lanzamiento del disco y aún no estaba terminado el trabajo, no solamente el disco tenía que estar en medios digitales sino que debíamos tener los CDs disponibles para el show. Aquí el tema en cuestión:



En este ejemplo, mientras estaba yo terminando la mezcla definitiva, sin querer arrastré todo el track de congas, desfasando el sonido aproximadamente un compás y medio, cuando uno de los integrantes de la banda lo escuchó me hizo la observación, hasta ahí, todo bien; los problemas comenzaron cuando al haber regresado a su lugar dicho track, la preocupación de aquel integrante ya se había multiplicado por los 4 miembros de la banda y sumando la fecha de entrega el pánico comenzó a cundir rápidamente, fue tal la obsesión por esas congas que de plano querían borrarlas.


El mastering al rescate


Como productor, mi deber era calmarlos y tomar decisiones que nos hicieran entregar todo a tiempo, por fortuna, ya habíamos seleccionado el estudio de mastering y simplemente les dije: "si algo está mal con esas congas, en el mastering nos dirán". Y efectivamente así fue, en el mastering nos confirmaron que ese tema estaba correcto pero en otro más se había quedado el sonido de una voz al final de un coro. Esa voz era un waveform que había quedado cortado y aunque no era evidente para mí que llevaba varias semanas mezclando, para el ingeniero de mastering fue algo que saltó de inmediato. El ingeniero también recomendó reducir el volumen de la tarola en otro tema, al cual efectivamente le sobraban unos 3dB. Aquí el mismo tema ya masterizado:



Como saben, mi estudio se llama Noise Mastering Studio®, es decir, yo podría haberlo masterizado y me hubiera quedado con unos 1,200 dólares extra pero a costa de comprometer el sonido final pero buscamos otro estudio porque los errores se dan en todas las producciones a veces porque llevamos demasiado tiempo trabajando en ellas y en otros casos porque simplemente no somos perfectos y es ahí donde masterizar en otro estudio cobra tanto valor, en 3 días el álbum estaba masterizado, sin errores y con un sonido muy poderoso. 

La regla es siempre masterizar en un estudio especializado o al menos diferente al que hizo la mezcla.

¿Se imaginan si yo hubiera hecho grabación, mezcla y mastering? Tendría 1,200 USD más pero a cambio de que la banda tuviera un álbum que nunca tuvo una mirada objetiva es decir, alguien que pusiera mis mezclas bajo la lupa y encontrara sus fortalezas y debilidades. Hubiera sido muy pretencioso de mi parte pensar que la mezcla era perfecta y aunque al hacer el master yo mismo me hubiera beneficiado económicamente en el corto plazo, a la larga mi prestigio hubiera pagado las consecuencias pues el producto final lleva mi nombre como productor.

Si quieres mastering de alto nivel y hecho con el mayor cuidado posible, haz clic aquí, escríbeme o llámame.

Si buscas producción con alguien que se involucre en tu proyecto y te haga recuperar tu inversión, haz clic aquí, escríbeme o llámame.


+52 1 442 489 1873
noisemastering@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario